La coyuntura nacional siempre se muestra pecadora y alguna opinión debemos tener. Nuestras editoriales son eso, opiniones, pero a veces despiertan la ira de los que se sienten aludidos y de los que creen que en un restaurante sólo se debe cocinar.
   Seleccionar: